EL VALLE
 
Entre las montañas se encuentran ibones, algunos regulados artificialmente para su utilización hidroeléctrica, como el Marboré y el Urdiceto. El clima de las partes más bajas del valle, donde se hallan los núcleos de población, presenta unas temperaturas medias de 3,9ºC en el mes más frío y de 21º en el mes más cálido. Las precipitaciones medias anuales varían con la altura: van de los 1305mm en Salinas a los 1409 en Urdiceto.

Las amplitudes térmicas diarias y estacionales son fuertes. El paisaje vegetal, escalonado por alturas que varían según la exposición de la vertiente, presenta excelentes bosques de pino silvestre, algunos hayedos y pequeñas manchas de pino negro y abeto. Por encima se extienden las praderas alpinas, que constituyen los pastos altos para el ganado en verano.

Las actividades primarias agro-silvo-pastoriles, que tradicionalmente ocuparon a la población del valle, han decaído mucho, sobre todo en la villa de Bielsa, así como la antigua actividad minera de extracción de galena argentífera de Ruego y Liena, hoy abandonada. El turismo y el comercio, y más desde la apertura del túnel internacional, han aparecido como nuevas fuentes de riqueza. Los núcleos de población del valle son: Bielsa, Parzán, Chisagües, Javierre, Espierba y Salinas.
 
Estos textos pertenecen a los folletos editados por el Ayuntamiento de Bielsa