DESCENSO DE NABATAS
 
El descenso de Navatas es una actividad que se recuperó en los años 80, es una actividad de un gran interés etnográfico pero también tiene un marcado carácter festivo y reivindicativo de las tradiciones populares del Pirineo.

El transporte por carretera y la construcción de los embalses en el río Cinca hace que en los años 50 y 60 desaparezca la tradición de transportar por el río la madera recogida en los bosques pirenaicos. En las orillas del río Cinca se ataban los troncos de madera formando balsas llamadas ‘navatas’ sobre las que los hombres descendían el río hasta Tortosa en el delta del Ebro.

En la actualidad la Asociación de Navateros de Sobrarbe se reúne una vez al año en primavera para preparar las ‘navatas’ y el descenso se realiza un fin de semana del mes de mayo coincidiendo con la crecida del río Cinca durante el deshielo.

El trayecto que realizan hoy día las ‘navatas’ es entre Laspuña y Aínsa. Ruta de los Nabateros.
 
Estos textos pertenecen al folleto editado por el Ayuntamiento de Laspuña