DESCRIPCIÓN
 
PRIMAVERA-VERANO

Son, por tradición, los meses emblemáticos de la alta montaña. El agua corre por doquier: ríos, cascadas, barrancos. Un inmenso manto de verde intenso cubre todo el paisaje. Podemos disfrutar de una fauna y una flora excepcionales con muchas especies protegidas y singulares del Pirineo: bucardos, quebrantahuesos, sarrios, marmotas, lirio pirenaico, inmensos bosques de hayas y abetos. 

Son muchas las posibilidades de ocio y disfrute de la naturaleza: senderismo, escalada, piragüismo, rafting, pesca y caza, paseos a caballo, bicicleta de montaña, espeleología. También rutas organizadas en todoterreno hacia los miradores del Parque Nacional y del Valle de Bujaruelo.
 
OTOÑO- INVIERNO

¿Has paseado alguna vez por un bosque de hayas en otoño? El bosque del Valle de Ordesa y los bosques del Valle de Bujaruelo son un paisaje único: un manto de tonos marrones y rojos cubre el suelo y las copas de los árboles. Todo es quietud y serenidad a tu alrededor.

El invierno ha dejado de ser un tópico en la montaña: los hoteles y las casas disponen de confortables instalaciones, las carreteras han mejorado y están siempre accesibles. Los Valles de Ordesa y Bujaruelo permiten la práctica de deportes de invierno: esquí nórdico y de travesía, paseos con raqueta sobre la nieve, escalada sobre hielo. Y disfrutar del paisaje nevado junta a una confortable chimenea en un hotel familiar de montaña.
 
Nuestra cultura

Nuestra cultura comienza con la gastronomía tradicional que todavía puedes encontrar en todos los restaurantes de nuestros pueblos.

La ruta de la arquitectura popular y religiosa

Las casas señoriales de Torla, los pueblos típicos de montaña como Fragen, Linás de Broto o Víu de Linás, la iglesia de Linás de Broto. Hemos cuidado nuestras tradiciones: el carnaval en febrero en Torla, las fiestas populares y el Museo Etnográfico de Torla.
 
Estos textos pertenecen al folleto editado por el Ayuntamiento de Torla